En qué consiste la seguridad alimentaria (food defense)

En qué consiste la seguridad alimentaria (food defense)

La alimentación es una de las principales necesidades de los humanos para poder sobrevivir. Por ello, todos los miembros que forman parte de la cadena de suministro de alimentos desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de la seguridad alimentaria. El objetivo principal es proteger a los clientes de las intoxicaciones alimentarias y las posibles enfermedades transmitidas por dichos alimentos, que pueden afectar a la vida humana y al rendimiento empresarial de los propietarios de los establecimientos.

Riesgos de seguridad alimentaria

Cuando hablamos de seguridad alimentaria, debemos tener claro que existen dos tipos de riesgo diferentes. Por un lado, los que se pueden provocar por adulteración involuntaria de cualquier producto y a los que se de respuesta por medio de normativas como la IFS. Por otro lado, también hay los riesgos que se pueden provocar por adulteración voluntaria, a los que se pretende dar respuesta mediante el Food Defense.

¡CONTACTA CON NOSOTROS! 

¿Qué es food defense?

El concepto food defense, como hemos mencionado anteriormente, hace referencia al esfuerzo por proteger los alimentos de posibles actos de adulteración o manipulación intencionada. Este término adquirió importancia en 2001 en Estados Unidos, tras el atentado del 11 de septiembre, en forma de ley de obligado cumplimiento para todas aquellas empresas que exportan a EEUU. Y es que por aquél entonces, se consideraba que el sector agroalimentario era una de las infraestructuras nacionales críticas susceptibles de sufrir un ataque intencionado. De hecho, fue el Departamento de Agricultura (USDA) y la Administración de Fármacos y Agricultura (FDA) quienes crearon este concepto para referirse al conjunto de medidas y normas de protección de alimentos.

Importancia de la seguridad alimentaria

La Administración de Fármacos y Agricultura (FDA) de los Estados Unidos, publicó un informe en 2019 donde se afirmaba que un total de 2.000 millones de personas experimentan algún nivel de inseguridad alimentaria. La mayoría de los problemas de seguridad alimentaria vienen provocados por los microorganismos patógenos, como son las bacterias, que provocan intoxicaciones. De hecho, las consecuencias de los problemas de seguridad alimentaria pueden tener resultados fatales tanto para los consumidores como para los propietarios de las empresas de alimentación.

Para poder prevenir estas consecuencias, resulta de vital importancia implementar en las empresas un programa de seguridad alimentaria bajo el conjunto de normas y medidas que dicta el programa “Food Defense”. Algunas de las razones más destacadas para controlar la seguridad alimentaria son las que siguen a continuación:

  • Protección contra las enfermedades transmitidas por los alimentos y otras lesiones relacionadas con los mismos. El principal objetivo de la seguridad alimentaria es proteger a los consumidores de productos alimentarios de las enfermedades transmitidas por los alimentos o de las lesiones relacionadas con su consumo. Las enfermedades transmitidas por los alimentos son una gran amenaza para las empresas alimentarias y afectan a todo el mundo como resultado de una seguridad alimentaria inadecuada.
  • Reducción de costes por problemas de seguridad alimentaria: los alimentos inseguros con problemas de seguridad demostrados pueden considerarse no aptos para el consumo y merecer ser eliminados. Las retiradas de productos defectuosos cuestan más a las empresas y afectan a sus beneficios, pudiendo incluso provocar el cierre del negocio. El coste de las retiradas de alimentos no sólo se ve en términos de beneficios.
  • Reducción de los residuos: mediante el uso de prácticas adecuadas de seguridad alimentaria, una empresa puede reducir los residuos como resultado de un mejor proceso de producción de alimentos. Los sistemas de gestión de la seguridad alimentaria están diseñados también para detectar y controlar los peligros alimentarios incluso antes de que entren en la producción.
  • Producción sostenible de alimentos: algunas prácticas de producción de alimentos han recibido rechazo por parte de ciertos colectivos debido a los efectos negativos que aportan al medio ambiente. Las prácticas adecuadas de seguridad alimentaria incluyen procesos de fabricación de alimentos que no solo protegen al consumidor, sino que también tienen en cuenta el medio ambiente.

¿Por qué contratar un programa de Food Defense?

La implementación de un programa de Food Defense es primordial, no solo para prevenir ataques externos de contaminación intencionada, sino también para evitar el sabotaje interno, que suele ser el más difícil de prevenir. Mediante un análisis de riesgos y vulnerabilidades, se identifican los puntos débiles y las amenazas existentes y se consigue confeccionar un seguido de procedimientos de seguridad y un plan de actuación para situaciones de crisis sanitarias.

En Imsel Seguridad somos expertos en aportar soluciones técnicas totalmente integrales para gestionar el control de accesos a tu planta y la protección perimetral de la misma, así como en productos desarrollados para la aplicación de Food Defense que permiten el control de la trazabilidad del producto durante todo el proceso.